Hemos querido traeros una serie de trucos para poder ahorrar en la luz. Trucos que las Eléctricas odiarán que conozcas a más no poder.

Debido a la sinvergüencería que durante años hemos sufrido por parte de las compañías eléctricas y de los gobiernos de turno y sus “políticos”, nosotros, los sufridos ciudadanos, vemos subir una y otra y otra vez el recibo de la luz, sin que se tome ninguna medida, y provocando una pobreza energética, que probablemente desde los países europeos se lleven las manos a la cabeza, viendo de qué manera nos roban literalmente desde determinados sectores económicos, y con el beneplácito de los supuestos defensores de los ciudadanos, como son los políticos.

Y sin más, aquí van los trucos. Algunos se dirán que se conocen ya, pero…¿realmente se aplican? ¿de verdad de la buena? venga, hagámosles un poco de daño a estas compañías y hagámonos un favor a nosotros mismos de una vez por todas:

  1. Cuando cocines, utiliza el calor residual de la cocción para que se termine de hacer la comida.
  2. Evita utilizar, siempre que no sea estrictamente necesario, programas en la lavadora y en el lavavajillas con agua caliente.
  3. Cuando no estés en casa o te vayas a dormir, desconecta aquellos electrodomésticos que no vayas a usar, es decir, no los dejes en “stand by” ya que gastan.
  4. Una muy obvia, pero que ya utilizaban nuestros abuelos y ellos si que sabían ahorrar hasta el último céntimo, durante el invierno, ¡pon cortinas y alfombras en tu casa! durante el invierno, ya que se ha comprobado que se puede ahorrar hasta un 25% de la factura.
  5. Evita utilizar agua a más de 40 grados, porque al estar más caliente también le cuesta más enfriarse y al revés, lo que hará que consumas más electricidad para hacerlo.
  6. En el invierno, durante el día mantén las persianas subidas, intentando aprovechar al máximo el calor del Sol (que por el momento aún es gratuito). Y lo mismo por la noche, baja las persianas para hacer una capa más protectora ante el frío y que se conserve al máximo posible el calor interno.
  7. Siempre que puedas, utiliza el microondas antes que el horno, ahorrarás un 70%.
  8. ¿Sabías que la plancha es uno de los electrodomésticos que más gastan? Debido a esto, intenta no utilizarla en intervalos frecuentes, sino que hazlo en intervalos en los que puedas agrupar ropa. Si, se lo que estás pensando, ¡tendré que planchar más!, bueno, ahorrar tiene sus sacrificios 🙂
  9. Lo mismo en verano pero al revés, durante el día baja las persianas, para mantener la estancia más fresca.
  10. Durante el verano, si vas a salir de casa, ¡apaga el aire acondicionado una hora antes! ya que la casa estará lo suficientemente fría y no necesitarás que lo esté más tiempo de esa hora en la que vas a salir.
  11. Lo mismo durante el invierno, es decir, programa si es posible que la calefacción se ponga una hora antes de que llegues, para evitar tener que hacer una subida muy fuerte que caliente el ambiente rápido, que es donde se producen esos picos de consumo de luz.

Y si has pensado que son perogrulladas (sinceramente, ¿cuántas cumplias antes de leer el artículo?) aquí va un truco que definitivamente odiarán las Eléctricas, ¿has mirado cuánto estás pagando en tu factura según la potencia que necesitas? porque puede ser que tengas una potencia contratada en la que podrías utilizar el doble o el triple de luz, pero que nunca llegas a utilizar, y ¿sabes qué? te cobran por la posibilidad de poder llegar a hacerlo…si, así de majas son algunas compañías. Dejamos a continuación un vídeo cómico (por llamarlo de alguna forma) para que se vea que se mire por donde se mire, esto no hay por dónde cogerlo.

 

Share This